top of page

Rutina de Belleza Coreana: 10 pasos hacia la perfección.

El secreto de las asiáticas para una piel limpia y libre de impurezas se concentra en el cuidado de la piel y el uso mínimo de maquillaje. ¿Aceptas el reto?


Escuchar la frase: "Rutina de 10 pasos" puede sonar abrumador, en especial cuando tu rutina actualmente consiste de 2 o 3 sencillos pasos que haces esporádicamente. Pero recuerda que una piel bonita necesita dedicación y sobre todo: compromiso.


También debemos recordar que NO existen productos milagro. Todo es cuestión de esfuerzo y constancia, como ir al gym. Duele... pero vale la pena.


Dicho esto, te explicamos paso a paso en qué consiste para que puedas replicarla y lograr la piel que siempre deseaste: #beautygoals


Paso 1 y 2: Doble Limpieza

La limpieza es el paso fundamental de toda rutina que se respeta. Si lo haces correctamente podrás notar una mejora contundente sin importar tu tipo de piel.

Si quieres conocer más sobre este paso, da click aquí.


1. Desmaquillante o Aceite Limpiador

Inicia removiendo todo resto de maquillaje, polvo y partículas de contaminación con un desmaquillante o aceite limpiador.


Se utilizan productos oleosos por que son suaves, térmicos y literalmente derriten las impurezas.


No le temas a la palabra "aceite". Pues aunque no lo creas, es esencial para tu piel, aún si tienes piel mixta o grasa.


¡Muchas veces, tu piel trata de compensar la falta de grasa produciendo precisamente aún mas grasa!


Usualmente estos productos vienen en bálsamos o pastas oleosas como una especie de vaselina, pero también puedes encontrar opciones como: Aguas micelares, Aceites, Mascarillas, etc.


2. Cleanser


Una vez que has retirado todo tu maquillaje e impurezas que se acumulan en los poros. Es hora de remover de la piel los residuos de aceite y partículas que pudieron haber quedado atrapadas.


Es por eso que a todas nuestras pieles mixtas y grasas les decimos que no vale la pena preocuparse por los aceites. Al final serán removidos con este limpiador con base acuática. Es decir, espumas, jabones, geles, leches, etcétera.


Conoce nuestra colección de limpiadores y elige la mejor opción para ti. Da click aquí.


Paso 3: Exfoliación

Este es un paso crucial para la rutina. Y puede clasificarse dentro de la "limpieza" ya que su principal función es remover las células muertas que se van quedando en los poros.


Así, los siguientes pasos pueden aplicarse más fácil y eficientemente. Si quieres saber más sobre este paso da click aquí.


Paso 4: Tóner o Tónico

Este paso se entiende como una transición entre la sección de limpieza y el comienzo de la hidratación y nutrición como tal.

La función del tóner es el balancear el pH de nuestra piel e iniciar la etapa de hidratación.


Lo ideal sería que al terminar de enjuagar nuestro rostro, NO lo sequemos con alguna toalla de esta manera, cuando apliquemos el tóner, podremos aumentar el nivel de agua en nuestra piel.


Hay varias maneras de aplicar el tóner:

  1. Vierte un poco en la palma de las manos y aplica directamente haciendo movimientos circulares, palmaditas con las yemas y aplica presión con las manos abiertas a manera de presionar el producto en nuestra piel.