top of page

Tipos de piel: ¿Cuál es el mío?

La piel es el espejo en donde se refleja no solamente tu belleza, sino también, tu salud y estilo de vida. Y contrario a lo que muchos piensan, cuidar la piel no es sinónimo de vanidad, nosotras creemos que es sinónimo de amor propio. ¿Tú ya te uniste al movimiento? #selfcare


LA PIEL ES UNA GUERRERA

La piel es el órgano más largo y pesado del cuerpo humano. Se compone de 3 capas con diferentes funciones:

La Epidermis

Es la capa superior de la piel, es la que podemos tocar y su principal función es protegernos contra nuestro entorno.


No te darás cuenta, pero el entorno en el que vivimos es hostil. El aire, el agua, el calor, el frío, las bacterias, el sol. Todo esto representa una constante batalla para nuestra piel.


Es por esto que para protegerte, la piel se renueva todos los días para defenderte del mundo.


Aquí podemos encontrar las células responsables del color de piel (melanocitos), células del sistema inmunológico que combaten bacterias y una capa de grasa, sudor y queratina a la cual comunmente nos referimos como: "Barrera natural de la piel"



La Dermis

Esta es la segunda capa de la piel y su función principal es la nutrición de las células epidérmicas. La Dermis es cuatro veces más gruesa que la epidermis. Es una capa esponjosa que contiene elastina, colágeno y proteínas que le dan a la piel su flexibilidad y elasticidad.


Aquí podemos encontrar vasos sanguíneos, folículos pilosos, glándulas sudoríparas y glándulas sebáceas.


Cuando el proceso de envejecimiento de la piel se pone en marcha, muchas células de la dermis se ven afectadas. Este es el caso de las glándulas sebáceas o de las células productoras de colágeno y elastina, cuya producción se reduce y nos salen arrugas.


Nuestra alimentación es también muy importante cuando queremos mejorar la salud de nuestra piel. Todos los nutrientes y toxinas que ingerimos eventualmente terminan aquí, es por esto que se dice que nuestro estilo de vida se ve reflejado en la calidad de nuestra piel. ¡Cuidado con lo que comes!


La Hipodermis o Capa Subcutánea

Básicamente grasa. La hipodermis actúa como un colchón que nos protege contra impactos y es energía que guarda nuestro cuerpo. Por lo que esos cachetes no son más que reservas de energía.


Ahora que ya entendimos la estructura de la piel, podemos hablar de los tipos de piel que hay.

Los 4 tipos de piel

Hay cuatro tipos básicos de piel sana: normal, seca, grasa y mixta. El tipo de piel se determina genéticamente. No obstante, el estado de nuestra piel puede variar considerablemente según los diversos factores internos y externos a los que es sometida.



MIXTA


En la piel mixta, los tipos de piel varían en la zona T y en las mejillas. Todos tenemos cierto grado de piel mixta, por el clima, desbalance hormonal, reacciones a algunos químicos o a algunos alimentos. Usualmente este tipo de piel es constantemente variable a lo largo del año.

Se caracteriza principalmente por:

  • Zona T Grasa (frente, mentón y nariz).

  • Poros agrandados

  • Espinillas ocasionales o brotes de acné

  • Mejillas entre normales y secas.

Causas:

Las partes más grasas de la piel mixta se deben a una hiper-producción de sebo. Las partes más secas de la piel mixta se deben a una falta de sebo y al correspondiente déficit de lípidos. Es decir: A tu rostro le falta hidratación, humectación, exfoliación y balance.


Seguro odias la sensación grasosa en tu rostro y evitas a toda costa utilizar cualquier cosa en tu rostro. Sin saber que esto es precisamente lo que provoca que tu piel produzca más sebo para compensar tu falta de hidratación y humectación.


Lo que debes hacer es balancear tu piel y tu alimentación. Observa qué tipos de comida disparan granitos, si se debe a un desbalance hormonal o si sientes que tu piel depende mucho del clima.


Recomendaciones:

<